El mundo de los visualistas

ALBA G. CORRAL

Unir todo lo que te gusta en un trabajo. Esto es lo que consiguió Alba G Corral cuando conoció a Samantha C. Waldram en Barcelona. El proceso de experimentación que vivió en la sala Zentraus supuso la convergencia de sus conocimientos de programación e imagen en un punto común: las artes visuales.

Con experiencia tanto en la faceta de VJ como en la más “artística” de las visuales, Alba crea en tiempo real espacios digitales abstractos. El momento del directo se construye “como si llevaras una paleta de colores y pinceles y todo empieza a tener magia”. La creación de sus visuales nace, muchas veces, de “querer expresar algo que te apasiona. En cierto modo, exorcizas cosas que llevas dentro para proyectarlas hacia el público. Yo quiero emocionar, para bien o para mal, pero que se remuevan cosas”. Al ser un trabajo colaborativo, el resultado depende de la conexión que se haya creado entre ambos mundos. “Recuerdo el proyecto con Carles Viarnès en el Arts Santa Mònica. Llegué a conocer toda su obra, me la sabía entera. Eso fue mágico, hubo una conexión brutal”.

Alba, ante la situación actual de los visualistas, nos cuenta que “ahora es cuando nos estamos mirando entre nosotros para preguntarnos qué situación tenemos y cuales son nuestras necesidades”. La precariedad de su trabajo la llevó a adoptar una actitud de queja constante, la cuál ahora ve que no es la correcta. “Debemos cambiar de la queja al construir. Poder abrir el camino a las nuevas generaciones que vienen”, donde se encuentra Oriol Torres quien, según ella, “no está quemado ni adopta una actitud victimista sino que está ilusionado por su trabajo”.

Corral es una artista y tecnóloga creativa que, con el uso del software en prácticas en vivo, vídeo, medios digitales e instalaciones, explora narrativas abstractas y expresa la sensibilidad y el gusto por el color. Se la conoce fundamentalmente por sus actuaciones audiovisuales en vivo, en las que integra la elaboración con músicos a tiempo real. En 2014 se llevó el Premio a Mejor Show Visual de España en los Vicious Music Awards por “Diálogo Audiovisual”junto a Víctor Santana. Actualmente está trabajando con la bailarina y coreógrafa Amaranta Velarde en la pieza “Mix-en-Scene” , en la que la danza, el Dj set y las visuales se mezclan en un espacio escénico.


ORIOL TORRES

Con apenas ocho años de carrera como VJ (videojockey), Oriol Torres es considerado uno de los artistas audiovisuales referentes del panorama nacional. Ligado a los festivales de música electrónica y a los clubes nocturnos, el catalán se ocupa de crear los visuales de shows de Dj’s como Brian Cross Martin Solveig, Sak Noel David Guetta, entre otros, siendo un habitual de festivales internacionales como el Ultra Music Festival (Estados Unidos), Tomorrowland (Bélgica) oElectrobeach Music (Francia). Los suyos son unos contenidos visuales creados con mucha dedicación que buscan ser impactantes y que permitan al público poder ver la música más allá de oírla.

Lo que ahora es ya su día a día, tuvo un espontáneo inicio en la discoteca Pacha Sitges en 2007. “Fui de fiesta esa noche y no había nadie que tocara el tema de las luces. Pregunté a mi amigo que estaba pinchando si podía hacerlo y lo hice. Les gustó tanto que a partir de ahí empecé a colaborar con ellos, con el tema de las luces y los visuales”. Experimentando esa nueva faceta durante unos años, Oriol acabó por descubrir su vocación por las artes visuales. Su frescura y su gran talento en este campo –visibles con tan sólo conversar con él-, lo llevaron a ganar el premio Vicious Music Award al Mejor Artista Visual Español del 2015.

El reconocimiento por parte de la industria hacia el joven VJ ha hecho que pueda permitirse vivir de su trabajo. Pese a su favorable situación, Oriol es consciente de la situación actual del gremio al reconocer que debe haber un mayor conocimiento del trabajo de los visualistas. “Los artistas sí que nos valoran bastante ya que para ellos somos una parte importante en su proyecto. Pero debemos dar un paso adelante a nivel social, decir que somos artistas y que no solamente somos técnicos”.


GNOMALAB

Los más de quince años de experiencia como artista visual han hecho que Juanjo Fernández, bajo el nombre artístico de Gnomalab, haya pasado por muchas etapas en su vida laboral. El hacer visuales para cualquier ocasión se acabó y esto ha dado paso a un Juanjo más selectivo que solamente crea visuales para proyectos que le llenen, como su colaboración con Loppkio.

La firmeza y la seguridad con la que habla Juanjo se traslada tanto a su estilo como a sus objetivos. “Tengo dos vertientes: las librerías minimalistas y después todo el material que se genera a tiempo real”. Con estos dos recursos, Gnomalab procura “trabajar sobre la percepción con los efectos ópticos que estimulan al público. No me centro en el placer de proyectar algo bonito sino que quiero ir más allá, tocar la percepción sensorial”. Sin desvalorizar la faena de nadie, cree que hay una manera de trabajar idónea que genera los mejores resultados. Esto se consigue cuando “el artista visual habla con el artista y crea un material propio. Un proyecto funciona en el momento que se trabaja como si eso fuera un binomio”.

La sólida actitud de Juanjo también se muestra ante la situación actual de los artistas visuales. “Nuestro trabajo no está del todo reconocido. No está al nivel del trabajo del músico”. Aún así, después de tantos años de recorrido “yo ahora mismo voy a la mía. Sí que intento ayudar a las nuevas generaciones o a los demás artistas visuales pero creo que cada uno debe abrir su camino por si solo, como yo he hecho”.

Fernández ha realizado directos en festivales de toda Europa, Asia y Estados Unidos, además de mostrar sus obras como video artista en eventos como el Hexpo Fest (Eslovenia), el Globalscreen y Exground Film Fest (Alemania) y el Design Made (Seúl), entre otros. Se le conoce además por sus talleres y master classes sobre mapping. Algunos de sus trabajos destacados han sido “Converses amb l’Espai” (Terrassa) y “Les Illes”, instalaciones de video mapping site specific en el Eufónic, Mostra d’Arts Sonores i Visuals de les Terres de l’Ebre, etcétera.

El mundo de los visualistas Pagina siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *