El mundo de los visualistas

ELIMAGINARIO

Aunque la pasión por las visuales tiene su origen años antes, Elimaginario, nombre artístico del VJ Jesús de las Heras, nace de la colaboración que realiza en 2003 con un bailarín amigo suyo con el que construyeron una instalación llamada “El Imaginario”. Jesús, en un momento de revelación, decidió adoptar ese nombre para su faceta artística, aunque realmente no había un porqué que explicara tal elección.

Con experiencia tanto en las salas de club como en la producción de contenidos visuales para artistas, Jesús los crea “para sumar estímulos y para conseguir potenciar la experiencia. Es muy satisfactorio cuando lo consigues”. Para lograr su objetivo, crea contenidos visuales que suelen beber del trabajo de otros VJ’s en activo. “No tengo un estilo definido, supongo que depende del proyecto y de las herramientas que tenga. Pero mucho me viene del feedback de la comunidad VJ, de ver lo que están haciendo y aprender de ello”. Como la mayoría de VJ’s, Jesús frecuenta a menudo las salas de los clubes para realizar los lives, algo que le mantiene en activo, aunque “lo que más me gusta es la producción de contenidos visuales, me siento muy cómodo en ello”. Ha sido residente de Space Ibiza, Amnesia y Privilege, además de colaborar con Dj’s como Marco Carola o Dj Oliver.

La estable situación laboral de Jesús conecta directamente con su visión optimista de los artistas visuales. “Yo creo que cada vez estamos más valorados aunque falta darnos visibilidad. Hay mucho talento por ahí y creo que merece la pena que se de a conocer nuestro trabajo”. La actitud emprendedora de Jesús lo ha llevado a crear “Visuals For The Masses”, unos podcasts divulgativos y educativos que hablan sobre los artistas visuales, y a encargarse de la producción de contenido visual de promotoras como La Troya y MusicOn.


MAGMOVIES

Pese a ser VJ residente de Amnesia Ibiza el pasado año, Laura Garrido no ha querido quedarse de brazos cruzados. Decidió diversificar su talento artístico y entrar en el campo de la producción de visual y de la animación, donde ahora se siente muy cómoda.

Las noches de guerra pinchando los visuales para los Dj’s más punteros en Amnesia Ibiza se han acumulado y ahora Laura quiere centrarse en trabajar con sesiones más medidas, más preparadas y que pidan la creación de contenido. “Lo que más me gustaría sería poder asociarme con un músico, preparar un set establecido y producir todos lo visuales”. Pero el trabajo con músicos no le parece un trabajo colaborativo y hace mella en la dificultad en encontrar a músicos que tengan una sensibilidad para los visuales -aunque reconozca que ahora sea algo más fácil-.

“Siempre intento hacer una sinestesia total con la música. Quiero meter a la gente en una burbuja y que sientan que están viendo lo que escuchan”. La ilusión con la que Laura vive su oficio, el hecho de compartir sus visuales con el público, se contrapone con la decepción en relación a la situación actual del gremio. “La gente no sabe quienes somos. Tenemos la suerte de que ahora se haya puesto de moda lo visual y el mapping, eso ha hecho que se nos conozca un poco más. Pero, al final, nos siguen considerando como un técnico”.

Otros trabajos destacados de Laura Garrido son ejercer de creadora de ambientes visuales para eventos, teatros y clubs como Huawei, American Express, Euroleague Basket, Acciona, Razzmatazz, Sala Apolo o Monegros, así como el mapping de “4.0”,  gira nacional de Mónica Naranjo, que llevo a cabo el pasado año.


DESILENCE

Tatiana Halbach y Søren Christensen comparten, más allá de un proyecto de vida, la pasión por las artes visuales. Aunque cada uno ya había construido su propio camino, al encontrarse, fusionaron los dos mundos a los que pertenecían: el mundo interactivo y las motion graphics con la parte de eventos y de visuales.

Definiéndose como un dúo multidisciplinar, el proyecto de Desilence Studio encuentra su actividad en diferentes ámbitos como la música, el teatro o la danza. “Nos dimos cuenta de que sólo de la música electrónica no se podía vivir”. Teniendo los pies en diferentes campos, basan el proceso de creación en la experimentación. “Como es algo bastante nuevo nos suelen dejar bastante libertad. Lo que hacemos es buscar la inspiración mediante la investigación de referentes y, a partir de ahí, experimentar”. Llevando siempre material visual propio, el dúo encuentra en el directo aquello que más les gusta, “porque puedes ir modificando e ir creciendo con el proyecto a tiempo real y eso es un placer”.

Ambos, conscientes de que la parte visual será cada vez más indispensable en todo, coinciden en qué es esencial conocer a fondo un proyecto –un guión de teatro, la música de un artista, etcétera- para poder hacerlo tuyo a partir de los visuales. Aunque no le dediquen mucho tiempo, hay espacio para una cierta queja. “Muchas veces lo que cobra un músico con lo que cobra un artista visual es desmesurado. Y, muchas veces, el problema es que siempre habrá alguien dispuesto a cobrar menos por hacer nuestro trabajo”.

A lo largo de estos años, ha generado live visuals para artistas como GoldenbugManic Street PreachersXTRNGRFranz Ferdinand o Delafé y las Flores Azules, entre otros. Se le reconoce también como realizador de las escenografías visuales de piezas de teatro y danza como “Fever”“Petit Princep, el musical”“Camins”“No Dance No Paradise”“Geronimo Stilton”“La bella durmiente” y muchos otros. Otra de sus facetas ha sido realizar instalaciones o contenidos visuales para marcas o festivales como Red Bull, Primavera Sound, San Miguel, Sónar, Movistar, Adidas, Estrella Damm o Bombay, entre otros.


EFRÉN MURCIA

La pasión de Efrén Murcia por el mundo audiovisual surgió tanto desde su interior como motivado por aquello que le rodeaba. Con su padre dentro del mundo del cine –el director artístico Félix Murcia– , Efrén escogió un camino cuando decidió estudiar animación.

Ahora, con un amplio bagaje en ámbitos de la post-producción, la televisión y la publicidad, Efrén ha conseguido unir todos sus conocimientos previos y enfocarlos hacia los visuales. Suele colaborar tanto en proyectos para marcas publicitarias como para eventos y fiestas de música electrónica, dos mundos que considera diferentes en lo que hace la manera de trabajar. “Las marcas de publicidad suelen poner bastantes pautas a la hora de crear un contenido mientras que con los músicos suele haber una mayor libertad creativa”. Más allá de los límites o las normas a la hora de crear, Efrén tiene muy claro su objetivo cuando tiene que producir cualquier visual. “Yo me baso sobre todo en la estética. No trato de contar nada en concreto sino buscar formas estéticas, unos movimientos y unos colores que sean agradables al ojo y que permitan ambientar el espacio en el que se realiza el proyecto”. Gracias a ello ha trabajado como artista visual para eventos o salas como el FIB, Space Ibiza, GOA Electronic Parties o BYGANZ Egipto, entre otros.

Ante la situación actual del gremio de artistas visuales, Efrén encuentra una diferencia a nivel de la industria y a nivel social. Del primero afirma que “todavía hay promotores que piensan que tu trabajo es algo técnico. No visualizan que lo que hacemos pueda ser un trabajo creativo”. Del segundo reconoce haber un mayor reconocimiento en relación a su trabajo aunque aún no se entienda realmente lo que hacen. “Más que reconocimiento, lo que deberíamos tener es un poco más de visibilidad”.

Murcia ejerce también como director creativo y director de arte en el proyecto Geometrica Studio, donde realiza proyectos para marcas como Nike, Vice, Red Bull, Aristocrazy, Madrid Fashion Week, Heineken, Cutty Shark y un largo etcétera.


Gracias Raquel Pagès por este magnifico articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *