Adiós Helmut Adiós

Murió el fotógrafo Helmut Newton

Helmut NewtonAyer En una decisión de última hora de quedarme en casi sin salir y pasando de la despedida de Undead ya que estuve la semana pasada y había demasiada gente para mi gusto, me quede en casa rallándome con el Linux, pues mientras estaba liado con los comandos del shorewall Firewall, de refilón escuchaba de la tele las noticias, hubo una que me dejó especialmente triste, y es la muerte de uno de los grandes fotógrafos del fetichismo y de la moda del siglo pasado, Helmut newton fue una inspiración en una época de mi vida, que aunque siempre fui un fotógrafo mediocre quería hacer grandes fotos de desnudo como el.

Si tengo que agradecer mi gusto por el desnudo en la fotografía sin duda es por Helmut, aunque no tengo grandes fotos como el, de alguna sesión si que extraigo alguna buena, como pequeño tributo quiero dedicárselas.

Su vida esta llena de viajes de sinsabores y buenos momentos, sin duda se va alguien grande del mundo de la foto.

El famoso artista alemán, reconocido por retratar desnudos femeninos falleció ayer, a los 83 años, tras sufrir un accidente automovilístico

NUEVA YORK. Altas mujeres rubias en poses provocativas, con zapatos de tacón de aguja, semidesnudas y frías como témpanos o cumbres inaccesibles, casi siempre en depurado blanco y negro. Newton, que el viernes puso inopinadamente fin a sus 83 años de vida de forma accidental al perder el control de su Cadillac -se cree que la causa fue un ataque al corazón- y estrellarlo contra el hotel de Hollywood donde invernaba, cultivó casi toda su vida un erotismo implacable, jugando con los límites del gusto o de lo admisible y forjando un estilo reconocible a primera vista que desde la plataforma de revistas como «Vogue» abrió el diafragma para una pléyade de imitadores.

Pasión por el cuerpo femenino

Jesse McKinley recordó ayer en el «New York Times» que su pasión por el cuerpo femenino y el riesgo fue un reflejo de la revolución sexual de los años 60 y 70, que fue cuando, gracias a las páginas de la versión francesa de «Vogue», se hizo un nombre y saltó a la estadounidense después de que en 1971 fuera despedida su directora, Diana Vreeland, a quien no logró impresionar su estrategia fotográfica de conjugar belleza con peligro y violencia.

«Sometimiento, sadomasoquismo, voyeurismo, asesinato, pornografía, prostitución: cada faceta explorada y explotada en sus fotos a lo largo de los años», sintetizan para McKinley el recorrido estético de Newton, a quien equipara a fotógrafos como Herb Ritts, Irving Penn y Richard Avedon, cultivadores de una forma «artística y glamurosa» de presentar las imágenes de moda, con una sutil aureola dramática o narrativa, la creación de una suerte de atmósfera que cancele la mala conciencia de lo que algunos críticos consideraron respondía a un calculado juego semipornográfico. La estampa de una modelo de bruces contra el suelo y sólo vestida con medias fue retirada en 1998 de una valla de Times Square por «demasiado explícita».

Newton -que ayer recibió los elogios fúnebres del canciller alemán, Gerhard Schröder, quien calificó al fotógrafo, en un telegrama dirigido a su viuda, de «berlinés de corazón», además de subrayar su «generoso gesto» al ceder a la ciudad-estado de Berlín su colección privada de fotografías- había nacido en 1920 en el seno de una familia judía. Se hizo con su primera cámara a los doce años. Fue en la adolescencia donde, gracias a su aprendizaje con el fotógrafo escénico Yva, daría con la fascinación que llenó su vida: el cuerpo femenino.

La noche de los cristales rotos le hizo escapar de la Alemania nazi a los 18 años. McKinley recuerda una entrevista que Newton concedió en 1996 a la revista digital «Salon», en la que decía que sus experiencias con los nazis marcaron su «filosofía» artística, especialmente su deseo de «ir siempre más allá» de lo que su «disciplina germánica» y su «naturaleza teutónica» le habrían jamás permitido. Algunos de sus críticos han rastreado un nada subliminal cultivo de la mujer perfecta, poderosa y dominante, una versión contemporánea y en lencería de los devotos de una raza aria superior, modelos que adornan buena parte de las evocaciones fílmicas y fotográficas de las bacanales de los jerifaltes nazis. Dando prueba de su arte para la provocación, Newton fotografió en 1973 a su mujer, June Browne (fotógrafa profesional que firma como Alice Springs), vestida como Hitler, mientras hacía posar a la modelo Jerry Hall como Eva Braun.

De la Alemania nazi a Montecarlo

Tras su fuga de Alemania recaló en Singapur, donde trabajó como «gigoló», para más tarde saltar a Australia, donde se nacionalizó y sirvió durante un lustro en su Ejército antes de abrir en 1946 su primer estudio fotográfico. En los 50 se instaló en Francia y Montecarlo y, a partir de los 80, haría del hotel Chateau Marmont de Los Ángeles su morada de invierno. El satinado de las versiones británica y francesa de «Vogue» le abren la puerta al mercado de EE.UU., donde siguió abonando su reputación fotografiando a bellas mujeres, famosas o desconocidas, esposadas, besándose o, como en la edición de primavera de «Vogue», comiendo hierba o tendidas en una cama de clavos. Un libidinoso camino de perfección.

.:::::::::::::::.Adiós Helmut Adiós.::::::::::::::::.

Muerte de un héroe personal, fuiste de los mas grandes.

Foto realizada con la cámara Fufifilm Finepix A201

.:::::::::::::::.LinKS.::::::::::::::::.

.:::::::::::::::.Foto Internet del día.:::::::::::::::.

————————-The End—————————

La Ley de Internet

La Ley de Internet Prólogo de la obra “La Ley de Internet. Régimen jurídico de los servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico” ((actualmente en prensa), cuyos autores son los asesores jurídicos de Kriptópolis, y principales impulsores de la Campaña contra la LSSI, Javier Maestre Rodríguez y Carlos Sánchez Almeida.

La Ley de Internet

Reproducido por gentileza de Ediciones Inforbook's Tal como afirman las conclusiones de la Comisión Especial de Redes Informáticas del Senado Español, la libertad es una condición inherente a la Red. La extraordinaria expansión de Internet que hemos vivido en los últimos años ha tenido en la libertad su principal cimiento: libertad de expresión, libertad de opinión, y libertad de empresa.

Como ha puesto de manifiesto el profesor Manuel Castells, Internet fue diseñada como una tecnología abierta, de libre uso, con la intención deliberada de favorecer la libre comunicación global. Y cuando los individuos y comunidades que buscan valores alternativos en la sociedad se apropiaron de esa tecnología, ésta amplificó aún más su carácter libertario, de sistema de comunicación interactivo, abierto, global y en tiempo escogido.

Desde el momento en que la Red llega al gran público, una ingente cantidad de emprendedores comenzaron a construir los cimientos de lo que hoy conocemos como la Sociedad de la Información, una sociedad basada en principios liberales. Paralelamente a ello, y frente a los primeros intentos gubernamentales de regular Internet, se desarrollaron las primeras organizaciones de defensa de los ciberderechos, como la Electronic Frontier Foundation (EFF) y Computer Profesionals for Social Responsibility (CPSR). Agrupados en la Global Internet Liberty Campaign (GILC), los grupos de defensa de ciberderechos consiguieron detener los intentos legislativos del gobierno estadounidense para establecer la censura en Internet.

En una sentencia célebre, de 1996, el Tribunal Federal del Distrito Este de Pensilvania reconoció que Internet es un caos, pero afirmó, textualmente (traducción no oficial): “La ausencia de regulación por parte de los gobiernos de los contenidos de Internet ha producido incuestionablemente una especie de caos, …. pero lo que ha hecho de Internet un éxito es el caos que supone. La fuerza de Internet es ese caos.

Desde el momento en que la fuerza de Internet es el caos, la fuerza de nuestra libertad depende del caos y de la cacofonía del discurso sin trabas que protege la Primera Enmienda. Por estas razones, consideramos sin duda que la CDA (Ley de Decencia de las Comunicaciones) es prima facie inconstitucional.” Huérfana en su nacimiento de regulación gubernamental, Internet ha vivido una expansión sin precedentes, que ha posibilitado el desarrollo del comercio electrónico. A fin de regular las relaciones jurídicas y económicas surgidas de esa nueva sociedad, el Parlamento Europeo aprobó la Directiva 2000/31/CE. Dicha directiva ha sido incorporada al derecho español mediante la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información (LSSICE), siendo el análisis de una y otra normativa el objetivo fundamental de esta obra.

Desde la aparición de los primeros borradores del anteproyecto legislativo, la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información fue contestada desde diferentes ámbitos sociales y jurídicos, encabezados por la revista digital Kriptópolis, representante española de la Global Internet Liberty Campaign.

Kriptópolis contó durante la campaña con el asesoramiento legal de los redactores de esta obra, siendo sus principales argumentos, que siguen plenamente vigentes a pesar de los retoques formales que ha sufrido la Ley en su tramitación parlamentaria, los siguientes: a) La normativa que pretende instaurarse mediante la Directiva de Comercio Electrónico y la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información (LSSICE) constituye el mayor ataque sufrido contra la Internet libre desde los tiempos de la CDA norteamericana y supone un grave riesgo para el desarrollo pleno de una Sociedad en Red, que permita una progresión social y cultural, basada en la diversidad y en los principios democráticos. b) La Ley de Servicios de la Sociedad de la Información pretende hacer de la información, cualquiera que sea su manifestación, una mera mercancía y convierte automáticamente en mercader a todo el que opere, desde cualquier perspectiva o circunstancia, con ella, a la vez que convierte en una actividad regulada cualquier iniciativa desarrollada en Internet. c) El texto de la Ley presenta un desmesurado ámbito de aplicación que, por momentos, supera el definido en el texto articulado de la Directiva que pretende transponer.

Estimamos, por lo demás, que la Directiva debe incorporarse al ordenamiento Español, no mediante una única Ley de aplicación general a toda la actividad que se desarrolla en Internet, sino modificando la normativa relativa a cada institución que se vea afectada por la Directiva, a fin de adaptarse a las peculiaridades que reclama un nuevo medio como Internet. d) La aplicación de la LSSICE puede implicar un grave retroceso en el desarrollo de Internet en España, condenando al cierre a numerosas iniciativas sin suficientes recursos financieros para atender con plenas garantías los requerimientos técnicos, administrativos y obligacionales que impone la Ley, a través de un desmesurado régimen sancionador.

Los principales perjudicados por este texto son los pequeños y medianos empresarios y las iniciativas no comerciales, muchos de los cuales se verían obligados al cierre, minando así las posibilidades de creación de un tejido empresarial propio adecuado a nuestras características. e) La LSSICE atribuye a la Administración excesivas facultades de restricción e intervención en la prestación de servicios, siendo susceptible de interpretarse de forma que le atribuya, incluso, la potestad de cerrar un sitio web sin intervención judicial. Esta circunstancia implicaría una restricción inadmisible de la Libertad de Expresión y una sustracción de las competencias que actualmente tiene asumidas el poder judicial sobre las acciones limitativas de este Derecho Fundamental, consagrado en el artículo 20 de la Constitución.

Tan sólo esta situación, sin perjuicio de otras, podría hacer que el texto actual fuera declarado inconstitucional. f) Tal y como está redactada actualmente la Ley, en todo caso, incide enormemente en la configuración del marco legal para el ejercicio de los derechos reconocidos, entre otros, en el artículo 20 de la Constitución y, consecuentemente, su tramitación como Ley Ordinaria podría vulnerar la Reserva de Ley Orgánica contenida en el artículo 81 de la Constitución.

Tras un azaroso proceso legislativo, en el que fueron rechazadas todas las enmiendas a la totalidad presentadas por la oposición parlamentaria, la Ley fue aprobada por el Congreso de los Diputados el 27 de junio de 2002, siendo publicada en el Boletín Oficial del Estado de fecha 12 de julio de 2002. Su entrada en vigor se produce a los tres meses de dicha publicación, es decir, el 12 de octubre de 2002. El objetivo de la obra que hoy presentamos no es otro que el dotar a los particulares y empresas que desarrollen su actividad en Internet, de mecanismos de defensa bien frente a eventuales abusos gubernamentales, bien frente a interpretaciones arbitrarias o excesivamente estrictas de la misma.

Las serias deficiencias del texto legislativo pueden ser corregidas mediante la interpretación de la norma que lleven a cabo los Juzgados y Tribunales, así como una eventual resolución del Tribunal Constitucional. Para ello, consideramos imprescindible que los prestadores de servicios de la Sociedad de la Información, concepto que prácticamente alcanza a cualquiera que mantenga una web, conozcan en profundidad el texto de la nueva normativa, que hemos intentado analizar en las páginas que siguen a continuación.

Decíamos al principio, citando la llamada “Declaración de Derechos de Internet” del Senado Español, que la libertad es una condición inherente a la Red. Los intentos gubernamentales de limitarla están condenados al fracaso, pero la partida se prevé larga: está en juego la libertad de expresión y la libertad de empresa, dos derechos básicos en los estados democráticos. Si mediante la presente obra podemos contribuir, aunque sea mínimamente, a la causa de las libertades, consideraremos cumplido nuestro objetivo.

BluEBoX :search:In:My:Mind: // 3:23 AM

 

Por NuesTroS DerechoS Huelga general de 20-J

.:::::::::::::::.Por:NuesTroS:DerechoS.::::::::::::::::.

Huelga general de 20-J

Re-Edit 2018 haciendo revision del Seo del Blog, me tope con esta entrada que tan solo tenía la imagen de la Huelga general de 20-J, a dia de hoy y casi despues de 15 años estamos mucho peor a todos los niveles.

Huelga general de 20-J
Por NuesTroS DerechoS
 La huelga general del año 2002, o huelga del 20-J, celebrada el 20 de Junio de 2002, tuvo una duración de 24 horas y fue convocada por UGT (ya liderada por Cándido Méndez) y Comisiones Obreras (dirigida por José María Fidalgo), con el apoyo de los sindicatos minoritarios. 
 

Al frente del gobierno se encontraba el Partido Popular liderado por el entonces presidente José María Aznar, al que le ganaron el pulso a pesar de contar con mayoría absoluta.La huelga del 20-J supuso la ruptura del idilio que atravesaban en aquella época las buenas relaciones entre Gobierno y agentes sociales.

Tras la segunda victoria consecutiva de José María Aznar en las elecciones del año 2000, la repulsa en bloque de los trabajadores a la reforma de Inem propició la convocatoria de la huelga general por parte de los sindicatos, lo que acarreó una importante crisis de gobierno y la salida del Ministro de Trabajo de entonces, Juan Carlos Aparicio.

La reforma laboral que propició la huelga: el “decretazo”

La economía española atravesaba buenos tiempos y el Ministro de Trabajo, Juan Carlos Aparicio, intentó llevar a cabo una reforma laboral que flexibilizase el mercado laboral y ayudase a combatir el desempleo. Sin embargo, son muchos los que opinan que detrás de esta reforma, conocida como el “decretazo”, se encontraba el entonces Ministro de Economía, Rodrigo Rato, que un año después llegó a vicepresidente económico.

Los principales puntos que defendía esta reforma laboral y que propiciaron la huelga general que posteriormente la tumbó fueron los siguientes:

  • Los parados, tras un año de percepción ininterrumpida de la prestación de desempleo debían aceptar cualquier trabajo que se le ofreciese en un radio de 30 kilómetros con respecto a su hogar, aunque el sueldo fuese inferior al de la prestación. Para los sindicatos esto suponía una ofensa contra la libre elección de profesión.
  • El desempleado podría rechazar una oferta de empleo o un curso formativo un máximo de tres veces. La primera vez que lo rechazara se le penalizaría con un recorte de tres meses en la prestación, la segunda con seis meses y la tercera con la extinción del derecho.
  • Impulsaba la desaparición del PER. Hasta la fecha eran necesarias 30 peonadas para poder percibir el subsidio agrario. Con la reforma se pretendía que las peonadas necesarias para poder cobrar el PER durante seis meses ascendieran a 360 jornadas. Este nuevo sistema, al que se denominó prestación por desempleo contributivo agrario, se extendía a todo el país, con la excepción de Andalucía y Extremadura
  • Desaparecía la necesidad de pagar los salarios de tramitación por despido improcedente, por lo que el trabajador perdía la indemnización complementaria si el despido era injusto.
  • Desaparecía el subsidio asistencial existente al finalizar la percepción de la prestación contributiva de 56.000 pesetas (336 euros) al mes para los trabajadores que habían sido despedidos a través de un expediente de regulación de empleo.

La cronología del “decretazo”

La idea del Gobierno era que la reforma entrase en vigor el 1 de enero de 2003. Sin embargo, tras entregar a los agentes sociales el documento en el que se enumeraban las medidas, estos consideraron que eran inaceptables y que supondrían una merma en los derechos de los trabajadores y de los desempleados.

El 1 de mayo comenzaron las movilizaciones de los sindicatos en contra de la nueva reforma laboral. Así, el 22 de mayo solicitaron la retirada de la propuesta, y al no cumplirse convocaron un día después un paro general para el 20 de junio.

El 24 de mayo de 2002 el Consejo de Ministros aprobó la reforma por Real Decreto-ley al considerar que los sindicatos no tenían argumentos puesto que no se producían recortes. Aparicio defendió que el objetivo de la reforma era mejorar el mercado de trajo luchando contra la temporalidad y mejorando las garantías de los trabajadores. Consideró que lo que se hacía era reorganizar el gasto y no recortar derechos.

20-J, el día de la huelga general

La jornada de paro general fue muy accidentada. Mientras que los sindicatos cifraron el seguimiento en el 80%, el Gobierno aseguró que este apenas alcanzó el 16%. José María Fidalgo y Cándido Méndez encabezaron la manifestación que se celebró en Sol, a la que calificaron de “éxito rotundo”. José Luis Rodríguez Zapatero, líder del PSOE también acudió a la cita. 

Los organizadores cifraron en medio millón a los manifestantes de la capital, mientras que la policía aseguró que no superaban los 20.000.

Las manifestaciones más multitudinarias tuvieron lugar en Madrid, Barcelona, Valladolid, León, Burgos y Salamanca. Los sectores que más se pararon fueron la industria, la construcción y el transporte. Según Aparicio los incidentes violentos protagonizados por piquetes fueron numerosos y la policía actuó con contundencia efectuando 104 detenciones. Mariano Rajoyera entonces Ministro de Interior.

Retomando el diálogo

Tras la celebración de la huelga general, el 4 de julio José María Aznar y su vicepresidente segundo, Rodrigo Rato, pidieron que se retomase el diálogo social, aunque quince días después las movilizaciones en la calle seguían por la celebración del debate sobre el estado de la Nación.

Tras la caía de Aparicio, Cándido Méndez y José María Fidalgo mantuvieron un primer encuentro con el nuevo Ministro de Trabajo, Eduardo Zaplana, el 17 de Julio. Unos días después, el 26 de Julio, se reunieron con Rodrigo Rato.

La reapertura del diálogo trajo consigo importantes modificaciones en los puntos más polémicos del “decretazo”. Las más destacadas fueron la restitución parcial de los salarios de tramitación en los despidos improcedentes, las mejoras del subsidio agrario y de los autónomos, la compatibilidad del cobro del paro con otras rentas o indemnizaciones y la protección del desempleo para los fijos discontinuos.

El consenso final se produjo el 7 de Octubre, cuando Zaplana mantuvo una nueva reunión con los agentes sociales para tratar las modificaciones. Diez días después, el 17 de Octubre, el nuevo proyecto de ley fue aprobado en el Congreso, eliminando los puntos más conflictivos de la polémica reforma laboral.

 

BluEBoX :search:In:My:Mind: // jueves, junio 20 // 2:13 AM