Sociedad Vril, ovnis y sociedades secretas.

Sociedad Vril, ovnis y sociedades secretas.

Desde un tiempo atrás, hasta ahora me ha dado por investigar sobre las sociedades secretas por una lado y toda la parafernalia a inquietante del tercer reich dentro la segunda guerra mundial, por el otro. Al margen de política, de genocidio y todo lo que una guerra conlleva, los nazis desplegaron una amplia búsqueda esotérica y mística por todo el globo.

El Santo grial y la lanza de Longinos son dos temas inquietantes por poner un ejemplo, pero el que mas me atrae y asombra es lo concerniente a los ovnis, y a la sociedad que va ligadas me refiero exactamente a Vril ya hable hace mas de un año sobre el tema.

Sociedad Vril

LA SOCIEDAD VRIL (VRIL-GESELLSCHAFT)

La historia de la Sociedad Vril (Vril-Gesellschaft) está íntimamente ligada con la historia de los OVNIs del Tercer Reich, pues esta sociedad participaría en la creación de algunos modelos de “Flugscheiben” o aviones discoidales de propulsión no convencional.

En el cambio de año de 1921 a 1922 se desgajó de la Sociedad Thule un pequeño grupo, que se componía principalmente de jóvenes damas.

Su empeño era entre otros la lucha cultural contra la moda de los peinados cortos para las mujeres, surgida en los años 20 y que se difundía cada vez más, que entendían como algo surgido de la ignorancia y como una deshonra de la mujer. Pero también se oponían a esa moda por la importancia de los largos cabellos femeninos como “antenas mágicas”. Peinados de “cola de caballo”, que por aquel entonces nadie más conocía, se convirtieron en el distintivo interno en aquel grupo que se autodenominaba “All Deutsche Gesellschaft für Metaphysik“, en español “Sociedad Pan-alemana de Metafásica”. Cómo subtítulo estaba la denominación “Vri-Il”, de la que más tarde surgió “Vril“. La marca de esta organización espiritual era una cabeza de mujer con una larga cola de caballo, y recibía el nombre de “caballito de mar”.

Sociedad Vril

Sociedad Vril

Logo de la Sociedad Vril

La marca de la Sociedad Vril, que representa la
cabeza de una chica con una larga ‘cola de caballo’

Este circulo de jovenes damas, dirigido por María Orsic (Maria Orschitsch). y Traute A., una vienesa y una muniquesa respectivamente, se mostró tanto hábil como activo. Las damas no se presentaban como asociación esotérica (por aquel entonces se hablaba de “oculto” y “ocultismo”, no de “esoterismo”), sino que se crearon el paraguas de una firma empresarial. Cuando en 1941 todas las asociaciones esotéricas de Alemania fueron prohibidas, esta prohibición no afecta naturalmente a la “Antriebstechnischen Werkstätten Vril”, en español algo así como “Talleres técnicos Vril para propulsores“. De las líderes de la Sociedad Vril existen por cierto poquísimas fotografías o retratos.

Sociedad Vril

Sociedad Vril

María, la jefa de Vril

Traute, segunda de Vril

Sociedad Vril

Sociedad Vril

 

 

 

Traute. En su lado derecho puede observarse
el águila del III Reich. Click para agrandar

Sigrun, tercera de Vril, junto a la hélice de un avión

Entretanto esta firma se había convertido en una floreciente empresa que hacía trabajos, entre otros, para la Adam Opel AG, aunque la mayor parte de los esfuerzos recaen en el sector de la aeronáutica, o mejor dicho, la astronáutica, pues las damas querían construir una “nave estelar”, en realidad mandar construir, para lo cual contrataron a hombres.

La fábrica de aviones Arado les arrendó un terreno en Brandenburgo. Allí se originaron y probaron supuestamente entre los año s 1943 y 1944 los aparatos discoidales Vril 7 y Vril 8. Podría haberse producido también una estrecha colaboración con Arado. Quizá el boceto del Arado Ar E 555 procedía de los tableros de dibujo del equipo de las damas, desde luego estaba previsto para un propulsor no convencional; sólo después creo Arado un diseño para propulsión a reacción.

Sol negro (schwarze Sonne)

Emblema de la organización “die Kette” de Canaris.Se dice que la Soc. Vril participó en los planes del almirante Canaris para “después de la guerra”

Las damas de Vril habrían tenido algunas buenas conexiones con altos oficiales de la Wehrmacht (Ejército Alemán), quizá con Erich von Manstein, el as de la Luftwaffe Adolf Galland o Karl Doenitz, almirante de la flota de submarinos, pero especialmente con Wilhelm Canaris, el jefe de la Abwehr (servicio secreto del Tercer Reich). este apoyo siempre los trabajos sobre armas novedosas, e indudablemente los aviones discoidales de propulsión no convencional entraban dentro de esa categoría. Probablemente ya a finales de 1941 surgió de mano de Canaris la organización secreta “die Kette”, “la cadena” en español, en virtud de la cual fueron fomentadas nuevas tecnologías.

Si bien el circulo Vril no era nacionalsocialista, sería tambien falso decir que fueron adversarias del régimen NS. No sólo no fueron adversarias, sino que la guerra que Alemania sufría las hizo apoyar, como buenas patriotas, a su nación.

No se sabe cómo estas damas alcanzaron esos importantes contactos dentro del Estado NS, quizá fuera consecuencia de que provenían de la Thule-Gesellschaft, de la que, según algunas fuentes, el propio Adolf Hitler y Rudolf Hess fueron miembros.

Por eso debemos pensar que contaran incluso con el apoyo de Adolf Hitler en persona, sobre todo porque con total seguridad Adolf Hitler conocía el trabajo que en pro de Alemania llevaban a cabo estas jóvenes mujeres. Cuando la guerra mundial llegaba a su fin, las mujeres de la Vril-Gesellschaft se embarcaron en su “nave estelar”, de lo cual existen algunos documentos internos, y emprendieron su ansiado viaje, desapareciendo de la faz de la Tierra como también lo hiciera Adolf Hitler con algunos leales…

Sociedad Vril

Documento interno de conmemoración del 20
aniversario (1921 -1941) de la fundación de la
“Alldeutsche Gesellschaft für Metaphysik”

Representación de despuçes de la guerra (1952) sobre platillos volantes en una revista alemana. En la portada puede leerse: “¡Esto lo hubo!”

Nunca hubo una sociedad llamada “Sociedad Vril”…

Las damas de Vril desempeñaron en ese círculo sin duda alguna un importante papel. No obstante, nunca existió una sociedad llamada “Sociedad Vril”. Estas damas sólo entre ellas utilizaban la denominación de “sociedad Vril”, pues se trataba de un nombre interno.

P.D. ¿ Es o no un tema interesante?