Vjing en el numero 74 de la revista Telemundo

Lo que leerán a continuación es una nota publicada originalmente en el número 74 de la revista Telemundo de la Ciudad de México del mes de noviembre de 2003.

Telemundo

Una nueva sorpresa:  VJs en discos y antros Telemundo.

En prácticamente todo el mundo los DJs son el corazón del ambiente que se vive en centros nocturnos, discotecas, antros, conciertos, raves o bares. Su audacia, creatividad, dedicación y gusto por la buena música son factores primordiales para el éxito de cada lugar.

Son los que definen muy claramente el perfil de la gente que procura visitarlos y divertirse. Los DJs marcan la tendencia de la innovación, el cambio, las ideologías y los estilos. Proyectan por medio de sus creaciones un espíritu propositivo.

Hoy la tendencia del los DJs está en pleno proceso de evolución.

Los DJs complementan y mejoran sus mezclas haciendo uso de las nuevas tecnologías de audio digital o de iluminación, y amplían así las posibilidades para estimular los sentidos de los espectadores de forma desmesurada. La sorpresa que muchos nos hemos llevado es lo que ahora comienza a ser una nueva forma de acompañar la música de los DJs: la proyección y mezcla en vivo de contenido visual.

Todo consiste en mezclar imágenes y material videográfico de alto impacto mientras el DJ (de música) realiza su trabajo. Este concepto permite explotar al máximo la estimulación de los sentidos y explorar rincones y callejones oscuros de la mente humana que hasta ahora solo los grandes pintores, escultores o arquitectos, habían podido visitar. Una nueva generación de djs está llegando: Los Vjs (Videojockeys).

No podemos negar que desde hace tiempo la calidad e innovación de un vídeo (para música) es complemento fundamental de una buena canción, al igual que lo es una buena ambientación, el vestuario y la iluminación en una obra de teatro.

Durante ya varios años, hemos visto la creación y el crecimiento de la industria de los videoclips, que en esencia trata de transmitir un mensaje al espectador materializando ideas y sentimientos que el director percibe de la pieza musical. Hoy en día podemos disfrutar de producciones audiovisuales de altísima calidad, contenido gráfico y significado.

Si la discoteca es buena tendra VJs

Está siendo cada vez más común encontrar hoy espacios donde la proyección de video en su expresión paisajista complementa el ambiente creado por la música. Hoteles, restaurantes y complejos diseñados para la contemplación y el descanso son pioneros en este respecto. Los VJs potenciales habían permanecido detrás del escritorio.

Exploraban las posibilidades que ofrece una pantalla excitada con obras gráficas tomadas de bancos de imágenes y de todo tipo de acervos visuales. Hoy los VJs saltan a la escena y tienen un gran reto: estimular al máximo los sentidos, transmitir el mensaje adecuado en todo momento y, al compás de la música de los DJs, proyectar en las pantallas sentimientos que experimentan todos aquellos que disfrutan el lugar.

Mezclar video en vivo en un antro es hoy la gran novedad y no es tarea fácil. Se necesita de una gran concentración, de herramientas tecnológicas avanzadas y de una comunicación directa, en ocasiones telepática, con la mente del DJ (de música), que hasta ahora, por simple principio de territorialidad y antigüedad, es quien marca la pauta. Los VJs, como los clásicos DJs, deben contar con equipo especializado.

Esencialmente solo necesitan de una computadora de alto procesamiento y memoria, varios monitores o pantallas, bancos de almacenamientos de vídeo digital y por supuesto, un software que permita hacer el milagro: mezclar vídeo en tiempo real. Los primeros elementos ya existen y los conocemos bien.

Si cumplen con el perfil correcto, solo queda escoger el software adecuado. Es preciso que utilice algoritmos y rutinas supereficientes, ya que no es posible esperar a que la computadora cargue una imagen o un vídeo para verla. Esto debe ocurrir en tiempo real.

La latencia en la transmisión de datos debe ser mínima, ya que el público no debe notar ningún retardo entre el click que realiza el mouse al insertar un videoclip y el instante mismo en el que queda proyectado en pantalla.

Un VJ deberá analizar las capacidades y diferentes algoritmos que tiene el software para realizar rendering de distintos formatos, así como el manejo y control de las transiciones, la superposición de distintas fuentes y la realización del switcheo de múltiples fuentes simultáneas. Existen ya muchas opciones en el mercado.

Lo que hoy estamos viendo es novedoso y marcará sin duda una nueva etapa en el desarrollo de la creatividad. La industria del videoclip deberá hacer una reflexión, abrir sus puertas y apoyar la nueva tendencia. De la misma forma podemos anticipar la convergencia de industrias donde sus integrantes, que hasta ahora habían permanecido del lado del espectador, podrán abrir espacios a concursos, exposiciones, muestras y llevar la tendencia a niveles artísticos nunca antes vistos.

Los VJs también podrán entrar a la televisión y mezclar imágenes en tiempo real para el deleite de los espectadores. Ya en Acapulco hay un restaurante que es visitado porque proyecta un elegante y sencillo espectáculo de delfines sobre una cortina de agua. Lo importante es que los VJs hagan sentir al público. Si consiguen emocionar a los espectadores, en poco tiempo no habrá discoteca que no cuente con un buen VJ.

Fuente: Revista Telemundo. Ph: D3mian.com.ar
+ Sobre Vjing en esta página.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *