Un cucurucho enjoyado

Un cucurucho enjoyado

Si no te compraste el móvil del millón de dólares y aún tienes a mano el dinero (calderilla al fin y al cabo…), no dudes en hacerte con este caprichito que es un cucurucho de helado con diamantes, oro y piedras preciosas, que no sirve para nada, pero hace bonito. 

Un cucurucho enjoyado
Lo mejor para los días de calor.

Aquí, podéis ver la comparación entre el helado original, en el que se inspira la pieza, y el resultado, que es el de la foto de la derecha. No es que se parezcan en mucho, pero es lo de menos, en realidad. A nadie le importará el original cuando vea el cucurucho de diamantes, y aún menos cuando vea su precio.

Los vídeos de su presentación, realizada como si fuese el último modelo de Testa Rossa, están en la página oficial del  cucurucho: 

Bruster’s real Ice Cream

+ Sobre Joyería en esta pagina