El Vjing. El arte de pintar la música. | Zealot Sounds – Revista online de cultura y música electrónica

La tecnología ha transformado nuestro modo de vida en todos los aspectos y ha permitido la experimentación de nuevas formas de creación y expresión como el Vjing.

Vjing - Alex Marco VJ
Alex Marco VJ (LoopNeo) durante una actuación.

El arte se ha adentrado en disciplinas que se mueven por terrenos contemporáneos, con distintos lenguajes y límites solo trazados por las propias herramientas digitales.

Actualmente, arte y tecnología mantienen un affair del que están surgiendo elementos y conceptos todavía por definir. Bajo este contexto encontramos el Vjing, sesiones visuales que se consiguen de la mezcla de imágenes en tiempo real con la música.//Elena García.

El Vjing se ha labrado un nombre y un hueco en la escena electrónica al formar parte del conjunto artístico y profesional de muchos eventos y espectáculos, aumentando así la experiencia del público. El Vjing consiste en la mezcla de loops de video en directo a ritmo de la música que, a su vez, pincha un Dj.

El término tiene su origen en los principios de la cadena MTV, donde se llamaba videojockeys a los presentadores de videos musicales, pero el concepto viene de más atrás, ya que la idea de “pintar la música” y representarla en imágenes siempre ha estado en la mente del hombre. El Vj Flunchpunkt reivindica que los elementos visuales siempre ha acompañado a la música ya desde la prehistoria y las pinturas rupestres que se hacían durante las ceremonias.

Acercándonos a nuestro tiempo, el auge de la música electrónica y del Dj de club durante los 90′ proporcionó más oportunidades para los artistas y permitió la evolución del Vjing tal y como lo conocemos. El despegue de los Vj’s también se debe en parte, a la expansión de las nuevas tecnologías y el abaratamiento de nuevos equipos, que como sucede con la música electrónica, posibilitó el acceso a la disciplina a mucha más gente.

Los músicos o Djs son quienes suelen buscar al videojockey para crear un espectáculo diferente al ya existente con la ayuda de imágenes y generalmente es el Vj quien escucha la música y, en ese momento, decide qué poner para crear la fusión.

Para Ramón Mayor – Vj Poolar, actual Vj en las fiestas Break360º en la sala Rojas de Murcia y antiguo Vj residente de la discoteca y de músicos como Alexander Kowalski y Alex Under – la relación entre Dj y Vj es necesaria para expresar conjuntamente una misma sensación en los asistentes al evento. “Las visuales y la música en un live act siempre tienen la misma filosofía y actitud, si la música es oscura, los visuales tendrán que serlo” comenta el Vj murciano.

Esta relación entre Dj y Vj, entre música e imágenes, jerarquiza las disciplinas, pero los videojockeys reivindican y trabajan para afianzar su posición. “Las imágenes se sustentan sobre música y por ello existe una cierta esclavitud”, – como dice el cineasta europeo Greenaway, – “pero es una relación que ofrece más libertad”. Para Stefano Scarani, artista de video creación y músico, la música es lo primero. “Desde la vida fetal podemos oír. Oímos las 24 horas del día toda nuestra vida, tanto despiertos como dormidos.

La percepción sonora es esférica mientras la percepción visual se limita a un espacio preciso y a una luz adecuada”. Aun así, no siempre hay supremacía musical, ya que muchos grupos trabajan ambos conceptos a la vez y en el mismo nivel, como son Electric Method o Cold Cut. Estos grupos utilizan imágenes con sonido que a su vez forman parte de la canción que están creando.

Vjing dfuseSin embargo, no hay que pensar que el Vjing surge a raíz de la relación con la cultura de club “sino que nace como un fenómeno artístico-técnico de la historia audiovisual” indica Pedro Jiménez, miembro del equipo de coordinación de Zemos98 y licenciado en Comunicación Audiovisual. Sus antecedentes se remontan a los juegos de luces que incorporaron los clubs estadounidenses de los 60′. Los conciertos de la mítica banda The Grateful Dead y los Acid Test de los Merry Pranksters son ejemplo de ello.

Más adelante, en un evento organizado por Andy Warhol se fusionaría al ritmo de la música y a lo largo de las décadas finales del siglo XX se sentarían las bases tomando distintas referencias. “Por un lado, el empleo del medio electrónico y la parte artística del mismo a través del video de creación; por otro, los nuevos conceptos en arte contemporáneo aplicado a las nuevas tecnologías y, por último, la nueva lógica cultural de la base de datos y el sampling” explica Ana María Sedeño, profesora de investigación en la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Málaga.

Además, el Vjing toma de referencia a muchas piezas del lenguaje cinematográfico, que es el lenguaje de la imagen en movimiento. “No se trata de un lenguaje hermético, sino que adopta nuevos elementos formales en una constante renovación”, comenta Jiménez. Es por este motivo que existen varias tendencias que acompañan al fenómeno del Vjing en su evolución, como es el videoarte o el Live Cinema, pero no es lo mismo. Stefano Scarani es artista de Video Creación, él piensa que hay diferencias conceptuales, ya que el videoarte estaría basado en la poética, en la no-narratividad y el Vjing, siempre salvando excepciones dice, se dirige a algo así como a “un mantra psicodélico homorrítmico” heredero de los rituales tribales. “Se podría abrir un nuevo camino del videoarte a través de esta práctica, pero antes necesitaría ver que quiere decir el Dj con su música y qué significado aporta” indica Scarani.

Lo novedoso de la cultura Vjing hace que aún no haya sobrepasado el concepto de contemporáneo y este hecho posiciona al fenómeno en una etapa de exploración e investigación hacía un lenguaje que cambia y se transforma día a día. “Quizás por este carácter multidisciplinar, multiforme, desorganizado y plural cuando te pones a escribir sobre Vjing existe una sensación de que estamos en arenas conceptuales movedizas” resume con acierto Jímenez.

El Vjing, según César Ustrarroz, autor del libro Teoría del Vjing, pretende hallar un lenguaje análogo al lenguaje musical en lo estrictamente visual. La creación de un objeto audiovisual que surja de un diálogo entre imágenes en movimiento y banda sonora.

Ramon Mayor define su trabajo muy rítmico y vanguardista con esa esencia contemporánea y espacio para la improvisación. “La mayoría de los videojockeys decide abrir otras alternativas creativas y de trabajo a través de los diversos campos de que dispone el videoarte o vídeo de creación” – comenta Sedeño – “En el panorama artístico contemporáneo no se contenta con la de personaje creador, en su aspecto clásico, sino el que remezcla, el que elige, el que une acciones, procesos, obras, productos de entre una gran gama, alimentada por toda una tradición y trabajo generado anteriormente por múltiples otros autores.”.

El gran campo audiovisual todavía tiene mucho que aportarnos y la tecnología avanza a paso rápido con nuevas herramientas y conceptos que inspiran a más artistas. “Pienso que dentro de unos años el Vjing será tan importante como otras disciplinas y su nombre aparecerá igual de grande en los carteles que anuncian eventos y festivales” comenta Poolar Vj.

La búsqueda de identidad, contexto y definiciones sigue desarrollándose y se publican nuevos documentosde investigación y libros sobre el Vjing como ‘Teoría del Vjing’ en España de César Ustrarroz o, de forma internacional, ‘Vjing’, escrito de manera colaborativa durante un taller que se celebró en mayo de 2010 en el Map  Festival en Ginebra, Suiza, y que se publicó a principios de este año. Además, el pasado septiembre pasó a regularse con un Real Decreto que le da competencia como cualificación profesional. Se escribe sobre el futuro del Vjing, pero el futuro ya está aquí.

Más información: 

Entrevista César Ustarroz. Autor del libro “Teoría del Vjing”.

Origen:

El Vjing. El arte de pintar la música. | Zealot Sounds – Revista online de cultura y música electrónica

Más sobre Vjing en este blog

Perfil de LoopNeo en Infolancer.net

infolancerA partir de ahora también estaré en Infolancer,  cada vez tengo más presente de que tal y como está el empleo en España más vale montárselo por cuenta propia y crecer de una manera personal con tu propia empresa, duro al inicio pero con proyección de futuro.

Para cualquier duda aclaración, contratación, etc.. No dudéis en ponerse en contacto conmigo y os ayudare en lo que pueda.

 Infolancer es un portal es una web de la red de  Infojobs especializada en trabajos para profesionales independientes como freelance, mientras estaba en fase beta y sin que apenas hubiera sido anunciada oficialmente, ya contaba con casi 14.000 profesionales freelance en su base de datos.

Un tema a destacar sobre Infolancer es que no se trata de una web con anuncios de empleo (lo que es Infojobs) sino que es una base de datos de profesionales que ofrecen sus servicios, por lo tanto el modelo difiere mucho  al de Infojobs clásico que es mas para contar trabajos mediante contrato.

Las empresas que se dan de alta pueden publicar proyectos donde requerir profesionales, pero la base de la web son las fichas de los profesionales, no las ofertas de empleo.

El blog de Infolancer es un buen ejemplo de pagina de informacion del proyecto destinado a explicar el funcionamiento de la aplicación y a relatar la evolución de la misma.

El Vj en la escena artística española

El Vj en la escena artística española

Es muy complejo plantear un esbozo de lo que puede ser el Vj en la escena artística actual española, obviando la participación de los Vjs en el entorno del club o de los festivales. Digo que es complejo puesto que existe muy poca documentación al respecto que hable sólo y exclusivamente de vídeo a tiempo real producido en nuestro país.

Vj en la escena

Lo normal es leer reseñas de piezas artísticas de instalaciones que empleen el vídeo y el audiovisual en los marcos expositivos, pero éstos en su gran mayoría, se amparan bajo epígrafes relacionadas con el multimedia o el vídeoarte.

Quizá esta carencia documental de la que se habla, venga avalada por la inmediata o el carácter instantáneo y efímero de dichas producciones. Éstas se dan en reuniones furtivas, en encuentros ocasionales y en marcos tan poco ortodoxos que son más propicias de entenderse como quedadas de amigos, que como jamm sessions creativas.

Aún así, la que escribe, pretende plantear un panorama plenamente fructífero de expansión artística que vive su avant-garde temporal fruto de varios puntos de encuentro que han tenido su explosión en los últimos años, pese a que como se trata de explicar, no haya demasiadas fuentes que respalden estos datos.

Básicamente, el método de análisis de la latencia de un movimiento artístico (aunque efímero) como éste, se determina por su eco en los medios, y dado que éste eco rebota muy poco o casi nada, es razón de más para darse una vuelta para constatar que hoy día que en medios como internet se habla del Vj.

Aunque es bien sabido que internet se caracteriza por ser una herramienta pseudo periodística accesible a todos que facilita el meneo de información y la mutabilidad de ésta.

He de decir que, el primer input que se le plantea a alguien que pretende saber algo de un tema del que no sabe nada, es directamente googlear. Pues sí, eso es exactamente lo que se hace.

No sabes algo o quieres saber más y comienzas a teclear en el campo mágico del netconociemiento. Es sin duda, un buen punto de partida para ver como se encuentra el estado de la cuestión a estudio. Éste es uno de los primeros pasos para articular datos del movimiento a debatir.

Éstas son las entradas recientes relacionadas con el Vj y España encontradas a la velocidad del rayo en Google:

  • Vj españa= 718.000 entradas (15 julio 2007)
  • Vj spain= 1.420.000 entradas (15 julio 2007)
  • Videojockey = 45.100 entradas (15 julio 2007)

Demasiadas entradas. La gran mayoría de ellas no tratan ni siquiera del mundo del Vj y mucho menos del Vj español. Aún así logramos ver la luz en algunos sitios que suponen un punto de encuentro de vídeo performers y colectivos activos en el panorama nacional (como www.vjspain.com o www.telenoika.net) y también definiciones en castellano proporcionadas y retroalimentadas por la afamada enciclopedia libre Wikipedia

(http://es.wikipedia.org/wiki/Videojockey).

Con un poco mas de luz sobre el asunto, podemos comenzar a hilvanar una estela de pequeños colectivos, y artistas que han ido configurando lo que hoy podemos llamar panorama del Vjing nacional (con la única misión de que este epíteto pretenda aglutinar geográficamente a los artistas que trabajan y desarrollan sus creaciones en el estado español) caracterizado por una mistura de tendencias gráficas, soportes multimediales, técnicas de proyección y elección de la temática a representar.

Cada uno de estos creadores, controla el manejo de las herramientas digitales y hace uso de la red de internet a modo de plataforma de conocimiento, de canal de distribución y de autopromoción.

Pero éste hecho se ha repetido en la totalidad de países, no solo en España. Se puede percibir estado real del interés que suscitan estas practicas echando un vistazo a Vjcentral.com: miembros de todos los países del mundo participan y cuestionan temas en los múltiples foros del que es sin duda el portal de conocimiento del Vj mas importante del mundo.

Paralelamente, y un poco mas rezagados como siempre, aquí tenemos una gran comunidad online desarrollada y mantenida por Oscar Testón, www.vjspain.com, que a día de hoy ronda los 800 miembros. Su crecimiento desde su nacimiento en 2005 ha sido de vértigo y el eco en los medios es cada vez más y más constante.

Este peculiar foro aglutina a creadores y colectivos, plantea el intercambio de información, fomenta la experimentación con las tecnologías en vídeo, actualiza su contenido constantemente y mantiene unidos a sus usuarios mediante lazos que han traspasado el umbral de lo virtual.

Sin duda, Vjspain.com ha permitido un mayor conocimiento de la creación audiovisual a tiempo real de nuestro país y ha fomentado la idea de que cualquiera puede ser un Vj.

Si bien es cierto que este auge al que estamos aludiendo, ha propiciado un clima de conocimiento de las técnicas y la experimentación audiovisual en nuestro país, no es menos cierto es que la cantidad de artistas resta credibilidad a las propuestas que se van planteando.

No es de extrañar que como los mosquitos atraídos por la luz de la pantalla, los entusiastas deseen convertirse en gurús nocturnos, en estrellas de la pista de baile y obvien el verdadero sentido de la experimentación audiovisual a tiempo real. A todos aquellos, los obviaremos en este escrito por carecer de interés su planteamiento y resolución. Nos centraremos entonces en los artistas que plantean desde la experimentación, vía loop, una narrativa diferenciadora.

Ejemplo tardío

Suponemos que en cierta medida, como colectivo de creadores, los Vjs de “casa” son la imagen refleja de un espejo de movimientos artísticos que se han ido dando en otros puntos geográficos de todo el mundo. Gracias al desarrollo de las telecomunicaciones y en concreto del auge de la Era de internet, los creadores han podido seguir de cerca el contenido artístico en los sites de sus homónimos en el resto de países.

Así mismo, también tener la accesibilidad de ver a través de la red la programación, el desarrollo técnico y los contenidos de los diversos festivales y certámenes relacionados con la vídeo-creación en directo.

Ya desde el año 2001, se ha podido constatar un masivo aluvión del audiovisual en directo en diversos festivales de cultura electrónica en todo el mundo (Cinedays y Cinematics (Bruselas), Transmediale (Berlín), Atlantic Waves Festival, AVIT 4×4 event, Optrónica y Machinista New Media Festival (Londres), Sonarsound (Tokio), dans for voksne (Oslo), Mutek (Montreal), New York, Digital Salon) por citar algunos ejemplos representativos.

El hecho de que seamos un ejemplo tardío sólo es síntoma de un interés rezagado pero este interés va en auge exponencial y en crecimiento considerable. Ni que decir tiene que fruto de la observación y la experimentación ajena, surgen en España intereses de adoptar estos formatos y la inclusión de los vídeocreadores en los festivales.

Algunos ejemplos claros tales como Sonar, Loop Festival, Festival LEM de música experimental, música y proyecciones, Bac!, Offf, Barcelona VisualSound (Barcelona), FIB (Benicassim), Muestra Papá quiero ser Vj, REC (Madrid), Vad Festival (Girona), Observatori (Valencia), Lux International vj meeting, ZEMOS98 (Sevilla), IKUS Muestra de Video-Jockey (Elorrio) que han prestado especial atención a la videocreación y experimentación a tiempo real de Vjs y que se han dado en los últimos años en nuestro país.

Vj y club: relación amor-odio

A día de hoy e inmersos en plena época estival, en cualquier club de la península, se cuenta con un Vj que ameniza con su batería visual cada noche. No es de extrañar que confundan al Vj con el Dj y se dirijan al primero para pedirle un tema, no es de extrañar que el público permanezca impasible ante el aluvión de imágenes y loops, no es de extrañar que la mayoría de los presentes allí reunidos para bailar no sepa qué es un Vj y por último y no menos importante, no es de extrañar que un día los Vjs no trabajen nunca mas en los clubes.

Y ésto sólo es síntoma de que el Vj es una figura secundaria y plenamente imprescindible en un club. Sus visuales acompañan y ambientan pero no son observados con atención por casi nadie. Todos los presentes tienen mejores cosas que hacer que perderse en el contenido dinámico de sus propuestas. En España el fenómeno aún es mucho peor.

Exceptuando valiosas excepciones, ni el propio dueño del local es consciente de a quién o a quiénes contrata. Y mucho menos cuanto pagarle, y mucho menos de proporcionarle el material técnico para que pueda hacer su trabajo, y mucho menos de ofertarle una residencia fija o un contrato legal, y mucho menos de plantarle temática en los visuales, y mucho menos de entender la plástica que los Vjs le ofrecen como creadores y artistas.

En nuestro país, trabajar en un club y ser Vj da casi risa. No trato de ofender a los que se ganan así su pan. Nada mas lejos de mi intención, sólo que a efectos prácticos, no puede constituirse nada serio con un planteamiento tan bajo. Ser Vj en el estado español representa un trabajo temporal, que no da de comer y con el que no se puede llegar a fin de mes. Aun así, son veneradas las sesiones visuales de los Vjs residentes en locales como el Loft en Barcelona o la sala Space en Ibiza.

Pero trabajar en un club es la plataforma que permite dar el salto tecnológico y poder poner a prueba todo el arsenal audiovisual de los Vjs. Es el punto de partida y el final esperado de muchas carreras.

Otros marcos de exhibición

Logramos entender que las instituciones del mundo del arte no están preparadas para este tipo de creaciones, al menos no todas. Podemos hablar de que en ciertos centros, no existe una predisposición a un cambio en la concepción de la exposición, de los nuevos objetos artísticos o hechos con vocación artística, que se introducen en los canales relacionados con el arte tradicional.

Hoy en día, vemos como van surgiendo nuevos formatos creativos que son el fiel reflejo de una época y de un período convulso en el que nos encontramos inmersos. Los centros que se ocupan del registro de las manifestaciones de la cultura colectiva, ésto es, museos, galerías y centros de arte, deben estar vigilantes a esas inmanentes corrientes que van surgiendo.

Sin duda, una de esas corrientes a las que no hay que perder la vista es a la performance audiovisual y al material audiovisual que genera el Vj. Éste se nos muestra como una intervención tecnológica fruto de la mediación plástica recogida por el hombre (sujeto captador de experiencias) a través de la máquina (laptop y cámara).

Pero surgen numerosas preguntas al respecto de la implicación de los Vj en las instituciones artísticas de nuestro país:

Primeramente, el Vj es un creador de imágenes dinámicas que precisa de un sonido directo, que él no genera. Por lo tanto, se haría imprescindible la adecuación de ese sonido en el mismo momento y lugar de la proyección. Lo más óptimo es que Vj y Dj vayan unidos, o que se disponga de una intervención en directo de un músico u orquesta.

Pero toda esta estela de creación ¿Cómo se articula conjuntamente para su disfrute?¿Cómo se haría pertinente una exposición o exhibición de estas prácticas? ¿Cómo se debe llevar a cabo una labor de comisariado para estos nuevos procedimientos que se tildan de artísticos? ¿Qué marcos institucionales estarían dispuestos para hacer esta revisión?¿Cuál sería el proceso para la selección de los creadores y sus piezas?¿Qué criterios y temáticas podemos emplear para una selección?¿Cómo se documentaría este tipo de prácticas?¿Qué registro de las piezas permanecería para un futuro? Y sobretodo ¿Es esto posible en nuestro país?

Son muchas las preguntas que se generan alrededor de un movimiento creativo como éste y en torno a un material que es tan efímero como el software en constante revisión que lo propicia. Pero es sin duda una tarea ardua aunque posible, ya que existen pocos precedentes lejos de los festivales de música contemporánea, o los eventos que han incluido a los Vjs como animadores de acontecimientos relacionados con el arte electrónico.

Poco a poco a nuestro país han ido llegando proyectos de carácter europeo como La noche en blanco (cuya primera expresión surgió en octubre de 2002 en París denominada Nuit Blanche) del festival Animo.3 en Madrid (Septiembre de 2006) y dónde se pudo contar con la experimentación audiovisual en diversos marcos de exhibición como el Museo Reina Sofía, el Museo del Prado, la Biblioteca Nacional, el Teatro Real, el Centro Cultural Conde Duque y el Matadero de Madrid.

Con artistas nacionales como Delacrew, Vj Kowalski, _guión bajo_ y Forward, f*ck vision. Una buena muestra de lo que va siendo el panorama de experimentación en materia expositiva en España.

Otro punto interesante y que no se puede obviar, es el empleo del material audiovisual como herramienta de construcción social, de contracrítica o de agitación masiva.

En nuestro país y con una trayectoria intachable, el colectivo catalán Telenoika ha hecho otros usos del audiovisual para dotarlo de calibrador de la sociedad. Notables son sus intervenciones urbanas, sus colonizaciones de espacios para la proyección o sus talleres para la experimentación.

Como ya se ha ido diciendo a lo largo de este artículo, el panorama español es fructífero en cuanto a números, quizá no lo es tanto en cuanto a contenido interesante de la mayoría de las propuestas, pero como en toda vanguardia artística, quizá estamos al principio de un interesante aluvión creativo, y es justo por ésto por lo que hay que estar con los ojos atentos. Hay que estar al tanto para no perderse detalle.

Laura Sebastián Magaña.

Laura Sebastián, sus intereses en los nuevos medios de expresión del arte y el audiovisual como hecho artístico, le han llevado a implicarse en proyectos personales de investigación. Actualmente vive en Valencia donde trabaja como directora creativa para un importante grupo de comunicación. Es una de las investigadoras más activas a través del foro de Vjspain.com

+ Sobre Vjing en esta pagina