Muere a los 74 años Nam June Paik, el padre del videoarte

Nam June Paik

“Pocos artistas han sido capaces de expresar una visión tan sobresaliente de las posibilidades artísticas. El arte de Nam June Paik es la manifestación del diálogo dinámico existente entre el arte y la tecnología”

Nam June Paik

Nam June Paik, considerado el introductor de la tecnología en el arte, murió el pasado domingo en su casa de Miami (Florida, EEUU) a los 74 años. Músico, compositor y performer, participó de los movimientos de vanguardia conceptuales de los años 60 y 70 con una actitud crítica y poética a la vez.

Analista de la televisión y de los nuevos medios, Paik creó su mayor escultura, The more, the better, en 1988, con más de mil monitores de vídeo funcionando simultáneamente.

En sus últimos años –en 1996 sufrió una apoplejía que lo dejó parcialmente paralizado– incorporó haces de láser en sus esculturas envolventes.

Nacido en Seúl (Corea del Sur), hijo de un obrero textil, abandonó con su familia a los 16 años su país a causa de la guerra, estableciéndose en Hong Kong y Tokio, donde se licenció en historia del arte y música. A finales de los años 50 estudió composición musical con Karlheinz Stockhausen y se trasladó a Alemania para trabajar con John Cage. Allí contactó con el movimiento Fluxus. 

LA LUNA Y LA TV 

En 1963 presentó sus primera exposición en solitario en Wuppertal (Alemania). La exposición incluía ya televisores y tubos catódicos manipulados y obras de vídeo interactivas que transformaron radicalmente la relación de los espectadores con el medio.

De 1964 es una de sus obras de culto, La luna es la televisión más antigua, que pudo verse hasta hace pocas semanas en la exposición de June Paik Tiempos de vídeo.En 1964 Paik se instaló en Nueva York, donde prosiguió sus investigaciones sobre la memoria y el tiempo con la televisión y el vídeo.

Sujetador TV para escultura viviente (1969), Sinfonía de penes jovenes (1962) o Concierto de chelo, TV y cinta de vídeo (1971) son algunos de sus trabajos, a caballo entre la performance provocadora, la música y la tecnología.

También se dedicó a la docencia y colaboró con artistas como Laurie Anderson, Joseph Beuys, David Bowie y Merce Cunningham. Su última gran exposición, una retrospectiva, viajó por las franquicias Guggenheim. En la de Bilbao, su comisario, John Hanhardt, conservador de artes audiovisuales del museo, dijo en mayo del 2001:

“Pocos artistas han sido capaces de expresar una visión tan sobresaliente de las posibilidades artísticas. El arte de Paik es la manifestación del diálogo dinámico existente entre el arte y la tecnología”.

En Bilbao, Paik presentó obras nuevas utilizando la tecnología láser. Modulation in sync es una instalación a gran escala que evoca la relación entre la naturaleza y la luz envolviendo al espectador.

Su pieza preferida, declaró entonces Paik, era TV Participativa (1963), donde unos haces de láser en una televisión se mueven al compás de los sonidos que el espectador efectúa ante un micrófono. Otra, la más sencilla, consiste en una vela encendida en una vieja carcasa de televisión en desuso y desenchufada.

Nam June Paik

Noticia publicada en la página 64 de la edición de 31/1/2006 de El Periódico