Transhumanismo 🤖Cyborgs 🤖 Inmortales

Los avances tecnológicos provocaron un salto evolutivo de la especie humana

Dicen que la gente vivirá vidas mucho más largas. ¿Qué quiere decir ‘mucho más largas’? Es un asunto de ingeniería médica: pueden ser cientos de años. Tal vez para siempre. ¿ transhumanismo ?

Transhumanismo

transhumanismo
transhumanismo

Desde hace varias décadas, en el mundo desarrollado ha ido creciendo un extraño movimiento de liberación. Sus seguidores apuntan mucho más alto que los activistas de los derechos civiles, de las mujeres o de los homosexuales. Lo que quieren es nada más y nada menos que liberar a la raza humana de sus limitaciones biológicas”.

Francis Fukuyama, economista y miembro del consejo de Bioética de Estados Unidos, explica así la eclosión de una nueva corriente filosófica llamada transhumanismo, cuyos impulsores creen firmemente que el avance exponencial de la tecnología permitirá liberar al ser humano de su destino biológico. Y dar un salto evolutivo que nos cambiará como especie.

¿Ciencia ficción barata? Ni siquiera Fukuyama, abiertamente crítico con sus postulados, se atreve a descartarlos de un plumazo. No es tan descabellado pensar que un mis podremos usar la biotecnología para ser más fuertes, más listos y más longevos. De hecho, ya lo estamos haciendo en la actualidad.

Los transhumanistas aseguran que el 12% de la actual población de Estados Unidos podría describirse como ciborgs (híbridos biológicos y mecánicos). Entre ellos estarían las personas que utilizan marcapasos electrónicos, prótesis artificiales, lentes de córnea implantadas y piel artificial.

De hecho, la situación está tan madura como para que el Grupo Europeo de ética de las Ciencias y las Nuevas Tecnologías (GEE) se pregunte por los límites jurídicos y éticos que se abren ante nosotros.

“Uno puede preguntarse con qué objeto alguien puede querer introducir algún instrumento electrónico en el cuerpo.

La respuesta más obvia es la médica”, escribe Pere Puig Doménech, miembro del GEE, en un artículo reciente. En España, explica, se ha aprobado un sistema de estimulación basado en un electrodo que se introduce en el cerebro y que puede servir para limitar los efectos de enfermedades como el Parkinson.

¿Donde situar la frontera? El comunicado del GEE advierte: “No todo lo que es técnicamente posible es admisible únicamente, es aceptable socialmente y está aprobado legalmente”.

Para el físico Giulio Prisco, vicepresidente de la Asociación Mundial Transhumanista, los límites son muy difusos y defiende los postulados del movimiento, “que no son más que el reconocimiento del hecho de que se puede utilizar la tecnología para mejorar radicalmente a los seres humanos (como individuos, como sociedades y como especie), así como pensar que hacerlo es bueno.

Los argumentos en contra se refieren a menudo a ideas tan nebulosas como la dignidad humana y es fácil reconocerlos como viejos argumentos religiosos. Como por ejemplo, ´si Dios hubiese querido que los hombres volasen les hubiese dado alas´”.

Parece razonable, pero,¿qué significa exactamente para ellos el término mejorará:”Una mejora muy importante  explica Prisco será permitir que la gente viva vidas mucho más largas y con mucha más salud. ¿Qué quiere decir ´mucho más largas´? Es un asunto de ingeniería médica: pueden ser cientos de años.

Tal vez miles de años. Quizás, y esta es la posibilidad asombrosa que estamos empezando a ver, un tiempo indefinido; si no nos ocurren accidentes, para siempre”.

Aunque, puestos a imaginar, Prisco adelanta una forma de conjurar hasta el peligro de accidente. Se trata de una tecnología por inventar denominada mind uploading, que consistiría en hacer una copia de seguridad de la información contenida en la mente, para poder volverla a cargar en un nuevo cerebro biológico o robótico. “Y aunque esta idea pueda plantear algún problema filosófico relacionado con los conceptos de yo e identidad,su aplicación práctica está ya siendo estudiada”.

Además, dicen, si yo sigo existiendo, ¿qué importancia puede tener que haya cinco o seis copias más por ahí?

El primer autor que utiliza el término transhumanismo fue sir Julian Huxley, hermano del autor de Un mundo feliz.Fue en su obra Nuevas botellas para vino nuevo un individuo aquí de una manera, otro individuo allí de otra manera, sino también en su integridad, como humanidad.

Necesitamos un nombre para esa nueva creencia. Quizás transhumanismo pueda servir: el hombre sigue siendo hombre, pero trascendióndose a sí mismo, realizando nuevas posibilidades de y para su naturaleza humana”.

Y todo esto, ¿para cuándo? El pensador Ray Kurzweil, en su ensayo El viaje fantástico: vivir bastante para vivir eternamente,asegura que la convergencia de la nanotecnología y la biotecnología, y las ciencias de la información y las cognitivas, harán todo esto posible en unas cuantas décadas. Quizás menos de cinco.

“Eso quiere decir que tus hijos podrían vivir eternamente. Sí, has entendido bien: eternamente”.

¿Y qué pasa conmigo, con nosotros, los que ya somos adultos en este momento?

Los transhumanistas aconsejan recurrir a la criogenización. Mantener tu cuerpo en nitrógeno líquido hasta que ese futuro sea posible. De hecho, los planes de varios transhumanistas de hacerse congelar con la esperanza de que les revivan en el futuro la utiliza Fukuyama como prueba del lugar que ocupa este movimiento “en la periferia intelectual”.

Además, los pasados fracasos de la futurología a la hora de desvelar nuestro futuro permiten dudar de sus predicciones de bastante incertidumbre.

Definida como la religión de la lógica especulativa, el transhumanismo tiene la ambición confesada de convertirse en la filosofía central del tercer milenio. Qué duda cabe de que resulta atractivo eso de ser como dioses.

Desde luego mejor que los futuros catastróficos que tanto predicamento tienen en estos tiempos. Pero el mundo está lleno de escépticos y Borja García de los Ríos, director de Laylah,una revista de cultura oscura,es uno de ellos:

La ciencia ficción no acierta

“Dentro de 100 años, el transhumanismo o bien habrá tenido un éxito rotundo o habrá fracasado miserablemente. Personalmente apuesto por lo segundo. Si enfocamos el tema desde un punto de vista estrictamente racional (como se supone que hacen ellos) vemos que la ciencia siempre ha sido más lenta de lo esperado a la hora de producir los productos que la sociedad espera (¿qué pasá con la robótica y con la carrera espacial?), y cuando lo hace siempre es de una manera que no se esperaba. No hay más que leer un libro de ciencia ficción de los años 50 (Asimov, Heinlein…) para ver a lo que me refiero.

A pesar de estar basados en la ciencia, su idea del mundo de finales de milenio no podría estar más equivocada ni aposta. Ningún escritor de ciencia-ficción predijo la importancia que en el futuro tendrían los ordenadores, por poner un ejemplo al alcance de todos. Y al fin y al cabo, el transhumanismo no es más que la ciencia ficción de cambio de milenio.

Es un contrapunto interesante al catastrofismo prevalente en casi cualquier teoría sobre el futuro, pero eso no lo hace más real, de la misma manera que tampoco su irrealidad acabará con su ideología en ningún momento; basta con creer que si no es dentro de 50 años será dentro de 70. Todo es una cuestión de fe”.

Además, dicen sus críticos, la primera víctima del esta nueva filosofía podría ser la igualdad. Una idea que se basa en que todos poseemos una esencia humana más importante que las diferencias que nos separan.

Josep Muntañola, catedrático de Projectes d’Arquitectura de la Universitat Politècnica de Catalunya que asistía a un congreso en Polonia sobre el tema asegura que la arquitectura actual ya contiene las semillas del transhumanismo y apuesta por una visión positiva del fenómeno: “Como decía Bajtin, nadie puede escapar a su propia libertad, y los arquitectos, los primeros, con transhumanismo o sin él.

Pero, en cualquier caso, bienvenido sea si lo que nos ofrece a los seres que existimos hombres o superhombres- es más libertad en la salud y en la paz: supersalud y superpaz,por supuesto”.

La sociedad no caerá de repente en el hechizo que generan sus promesas. Pero es muy posible, como denuncia Fukuyama, que mordisqueemos las tentadoras ofertas de la biotecnología sin ver su incierto coste moral.

 

Transhumanismo y Extropía

” Transhumanismo y Extropía “

Adentrándome y continuando en filosofías de vida y formas de entenderla, hoy continuó el capitulo de ayer con otra forma diferente de entender el conocimiento humano. Hace ya años que sigo artículos y me inspiró a la hora de crear muchos de mis artilugios joyeros así como otras disciplinas artísticas, en teorías del Transhumanismo y extropianismo o Extropía.

En parte me considero un poco extropiano aunque no podría decir que al 100% porque aunque pienso que la tecnología y el conocimiento humano Irán muy ligados en el futuro, no hay que olvidar que lidió una batalla constante de amor odio hacia ella. Lo importante en todo momento es saber aprovechar lo bueno que reside en cualquier determinación filosófica.

“El Transhumanismo representa un enfoque radicalmente nuevo en el pensamiento orientado hacia el futuro que se basa en la premisa de que la especie humana no representa el final de nuestra evolución, sino el principio. Formalmente lo definimos de la siguiente manera:

1.- El estudio de las ramificaciones, pronósticos y peligros potenciales del uso de la ciencia, la tecnología, la creatividad, y otros medios para superar las limitaciones fundamentales humanas.

2.- El movimiento intelectual y cultural que afirma la posibilidad y conveniencia de alterar fundamentalmente la condición humana a través de la razón aplicada, especialmente utilizando la tecnología para acabar con el envejecimiento y para aumentar en grado sumo las capacidades intelectuales, físicas y psicológicas humanas.

El transhumanismo puede describirse como una extensión del humanismo, del cual se deriva parcialmente. Los humanistas creen que lo que importa son los humanos, que los individuos son lo importante. Podemos no ser perfectos, pero podemos hacer mejor las cosas y promover el pensamiento racional, la libertad, la tolerancia y la democracia.
Los transhumanistas coincidimos con esto pero también hacemos hincapié en que disponemos del potencial para conseguirlo.

No sólo podemos emplear medios racionales para mejorar la condición humana y el mundo que nos rodea; también podemos usarlos para mejorarnos a nosotros mismos, el organismo humano. Y no estamos limitados únicamente a los métodos, como la educación, la cual es adoptada normalmente por los humanistas. Podemos usar medios tecnológicos que con el tiempo nos permitirán ir más allí de lo que la mayoría describiría como humano.

Los transhumanistas creen que a través del paso acelerado del desarrollo tecnológico y el conocimiento científico, estamos entrando en una era totalmente nueva de la historia de la humanidad. En un futuro próximo, nos enfrentaremos a la posibilidad de verdadera inteligencia artificial.

Se construirán nuevas herramientas cognitivas que combinarán la inteligencia artificial con nuevos dispositivos tecnológicos. La nanotecnología molecular tiene potencial para crear abundantes recursos para todos y darnos el control total de las reacciones bioquímicas de nuestros cuerpos, lo que permitiría eliminar la enfermedad.

Por medio del re-diseño o el enriquecimiento farmacológico de nuestros centros de placer podemos disfrutar de una mayor diversidad de emociones, de una felicidad constante y de estimulantes experiencias cumbre cada dia. En la cara oscura del espectro, los transhumanistas admiten que algunas de estas tecnologias venideras podrían causar grandes males a la vida humana; incluso podrían poner en riesgo la supervivencia de nuestra especie.

Aunque estas son posibilidades extremas, son tomadas muy en serio por número cada vez mayor de científicos y expuestas científicamente por filósofos y pensadores sociales.” (World Transhumanist Association)

Afrontamos una nueva era en la que los avances en ingenieria genetica, tecnologia de la informacion, farmacológica, así como las investigaciones en los campos de la nanotecnología, la inteligencia artificial, la colonización espacial, etc., abren ante la especie humana nuevos retos y horizontes.

Es en este paisaje donde se ubica el debate y la reflexion transhumanistas, en la que los riesgos y los beneficios de estas nuevas tecnologias y sus aplicaciones son explorados con el fin último de desarrollar estrategias y políticas que permitan a las sociedades e individuos navegar por las aguas del nuevo paradigma que tenemos ante nosotros.

Extropía
Extropía

Extropía : Difusión de un sistema de inteligencia, informacion, orden, vitalidad y capacidad de perfeccionamiento.
Extropianos: Aquellos que buscan el crecimiento de la extropía.
Extropianismo: Filosofía transhumanista que se desprende de la extropía

Principios Extropianos

El pensamiento extropiano ofrece una estructura básica para pensar sobre la condición humana exponiendo una visión de la vida inspiradora y edificante. De tal modo, el Extropianismo contempla a la humanidad, como una etapa transitoria en el desarrollo evolutivo de la inteligencia, desafiando el envejecimiento y la muerte como circunstancias inevitables.

Los extropianos buscan la superación constante de si mismos, de las culturas y sus entornos. Gestionan el perfeccionamiento físico, intelectual y psíquico a través de la búsqueda constante del conocimiento y el entendimiento.
Los extropianos saben que nuestra especie, única y plena de habilidades conceptuales, tiene la posibilidad de elevar la evolución a nuevas cimas.

El proceso evolutivo de la naturaleza genere organismos cada vez más complejos, con cerebros cada vez más inteligentes, y con el arribo de la conciencia conceptual de la especie humana el progreso se aceleró súbitamente a partir del momento en que la inteligencia, la tecnologia y el método científico se abocaron en la superación de nuestros límites físicos, biológicos y psicológicos.

Los extropianos desafían las limitaciones naturales y tradicionales que pesan sobre nuestras posibilidades. Defienden el uso de la ciencia y la tecnología para erradicar las restricciones sobre la esperanza de vida, la inteligencia, la vitalidad personal y la libertad. Requieren la vida para ir más allí de los confines de la Tierra, habitar el cosmos es una necesidad transhumánica ya que el ingresar al espacio aumentará de forma cuantitativa y cualitativa la energía y los recursos disponibles para nuestra civilización.

Los extropianos aprecian el constante aprendizaje y la exploración como individuos, e incitan nuestras culturas para que experimenten y evolucionen. No son ni conservadores ni radicales. Conservan lo que funciona y cambian lo que puede mejorarse. Pretenden entender el universo, no temblar ante el misterio y seguir así aprendiendo, creciendo y disfrutando cada vez más de sus vidas.

Los extropianos no desean permanecer encadenados a ningún dogma religioso, político o intelectual. Los extropianos adoptan valores y conductas de forma reflexiva manteniéndonos firmes cuando es necesario, pero siendo flexibles a nuevas condiciones.

Los extropianos apoyan la investigación biomédica para comprender y controlar el proceso de envejecimiento. Se ejercitan y preparan para incrementar su condición biológica y neurológica empleando medios como potenciadores neuroquímicos, redes de computadoras y electrónicas, agentes inteligentes, capacidades de pensamiento crítico y creativo, así como técnicas de meditación y visualización, estrategias de aprendizaje acelerado y psicología cognitiva aplicada. Todo esto, en un esfuerzo constante por sobrepasar los confines de su límites humanos.

Los extropianos mantienen una perspectiva del futuro optimista enfrentando con confianza los desafíos de hoy mientras generan soluciones más eficaces para nuestra posterioridad. Se esfuerzan por mantener el ritmo del progreso, potenciando el soporte a la investigación crucial y promoviendo la efectividad de sus resultados. Estimulan el optimismo de los de más comunicando nuestras ideas extropianas y viviendo nuestros ideales.

Los extropianos evolucionan de forma paralela a los productos de nuestra mente integrándonos con ellos. De tal modo fusionamos nuestra tecnología inteligente con nosotros mismos en una síntesis post-humana para ampliar nuestra capacidad y extender nuestra libertad. Son partidarios de las tecnologías por los resultados benéficos que pueden traer.

Esta transformación tecnológica se verá acelerada por la ingeniería genética, las biociencias para alargar la vida, intensificadores de inteligencia, elegantes interfaces para las más rápidas computadoras, integración neuronal con computadoras, redes mundiales de datos, realidad virtual, agentes inteligentes, rápidas comunicaciones electrónicas, inteligencia artificial, neurociencia, redes neuronales, vida artificial, inmigración planetaria y nanotecnología molecular.

Los extropianos valoran las sociedades abiertas que protegen el libre intercambio de ideas ya que fomentan la exploración, la innovación y el progreso. Es así que, consideran el autogobierno personal como un homólogo deseable para las sociedades abiertas, y para que haya sociedades abiertas los individuos deben ser libres de perseguir sus propios intereses a su manera. Pero para que florezcan los individuos y las sociedades, la libertad debe conllevar evidentemente una gran responsabilidad personal. Queremos ser libres para evaluar los riesgos y beneficios potenciales por nosotros mismos, aplicando nuestro propio juicio y asumiendo la responsabilidad de los resultados.

Los extropianos proclaman la razón, la pregunta crítica, la independencia intelectual y la honestidad. Rechazamos la fe ciega y pasiva, el pensamiento confortable que lleva al dogma, la conformidad y el estancamiento. Buscan el conocimiento objetivo y la verdad. Estamos conscientes que a través de la ciencia, la mente humana podrá superar sus prejuicios cognitivos y sensoriales para descubrir el mundo tal y como es en realidad.

P.D. Me he unido a su foro, por que quiero saber mas sobre el tema.

Documentación