Televisor de muñeca de Ziclotech

Televisor de muñeca de Ziclotech

¿Qué pasa si te pilla el comienzo del partido en el autobús y te resulta imposible llegar a casa? ¿A qué desearías llevar una tele encima? Pues para gente como tú está pensado el televisor de muñeca que desde Ziclotech.

La pantalla en color que incorpora tiene un tamaño de 1.5 pulgadas y una resolución de 557 × 234 píxeles. La calidad es suficientemente buena como para poder ver la televisión en ella, siempre teniendo en cuenta que estamos hablando de una pantalla de unas reducidas dimensiones.

Su peso es de un poco más de 50 gramos, lo cual hace que no sea demasiado pesado para llevarlo en el brazo con comodidad. Su tamaño tampoco es exagerado, aunque puede resultar un poco aparatoso de llevar. Tenemos la opción de llevarlo colgado al cuello gracias a una cinta que incorpora, parecida a las que se usan con los móviles, lo que para algunos puede resultar más cómodo.

Ziclotech Televisor muñeca

Para sintonizar correctamente la televisión es necesario conectarle los auriculares incluidos, ya que estos funcionan como antena. Hay que decir que tuve algunos problemas para sintonizar correctamente algunos canales, debido a la poca señal que llega hasta el lugar donde lo estuve probando, aunque los pude solucionar con la ayuda de Beatriz de Ziclotech.

Su uso es muy sencillo, basándose en tan solo tres botones que permiten encenderlo, apagarlo, cambiar la cadena y el volumen. Un inconveniente que le encontré fue que no es posible guardar las frecuencias de los canales, por lo que para cambiar de canal necesitaremos buscar por las frecuencias hasta que encontremos el deseado. Por lo menos, el proceso es bastante rápido.

Por lo que respecta a la batería, su duración es de aproximadamente una hora, aunque se puede incrementar con el uso de 4 pilas de tipo AA si incorporamos el televisor al soporte que lleva incluido. Me gustó especialmente que el adaptador de corriente para cargar la batería interna lleva adaptadores para usarlo con diferentes tipos de enchufe, por lo que si viajamos al extranjero es posible cargar la batería sin necesidad de conversores extraños.

Como conclusión, este gadget realiza la función para la que está pensado a la perfección. Desde luego, no esperéis ver la televisión como en un TFT de 42 pulgadas, pero si no os queréis perder ni un minuto de vuestro programa favorito esta puede ser una muy buena opción. Ah, se me olvidaba, también funciona como reloj.

Solo me queda agradecer a Ziclotech el habernos prestado esta unidad de prueba y su ayuda para resolver los problemas de sintonización.

Más información en la página oficial